Falling in Law Shop

Solo para juristas de reconocido prestigio

ENTREVISTA A XAVI DE BERNAT. SI ERES PROCESALISTA... ¡ESTO TE INTERESA!

Buenas tardes juristas:

¡Hoy los procesalistas estáis de suerte! Esta semana hemos tenido el placer de entrevistar a Xavi de Bernat, un magnífico abogado que nos va a contar su experiencia y sus primeros pasos en esta profesión.

Tanto si estás empezando en el mundo del derecho, como si eres un veterano... ¡No te pierdas ni una palabra!

1) ¿Por qué decidiste ser abogado?

De pequeño, y no tan pequeño, siempre me gustó llevar la contraria a todo el mundo. Era habitual que intentase rebatir cualquier argumento por más sólido e infranqueable que pareciese, llegando a irritar, en especial, a mis padres.

Xavi de Bernat

Con estos antecedentes, no había duda de que mi camino profesional era la abogacía.

2) ¿Qué es lo que más te gusta de la profesión?

Por mi carácter extrovertido (eso dicen algunos) uno de los principales alicientes de mi profesión es conocer y tratar con personas de todo tipo.

Otro elemento que, en mi opinión, lleva aparejado nuestra profesión, es su creatividad artística, haciéndola más interesante de lo que la gente piensa.

¡He llegado a ver Recursos de Apelación que merecen el Premio Nacional de Narrativa!

3) ¿Qué te llevó a ser procesalista?

Una cena en el restaurante Flash-Flash de Barcelona. La escena vivida con las personas que me acompañaban esa noche, bien podía haber salido de la película de “La Cena de los Idiotas”. Esa cena originó que me decantase por la rama procesal sin dudarlo un momento.

4) Cuéntanos: ¿Cómo fue tu primera experiencia en un juicio?

Mi primera experiencia, podríamos llamarla que fue “de fogueo”; el demandado se encontraba en rebeldía. Sin embargo, el día de la vista se presentó el abogado contrario pretendiendo entrar en Sala y ponerme en un apuros. Mi cara de asombro/pánico por esa “visita inesperada” todavía la recuerdo.

5) ¿Podrías contarnos alguna anécdota que hayas vivido en estos años de profesión?

Tener que encargarme de vender todo el merchandising de un museo en concurso de acreedores para poder pagar parte de sus deudas. Aún recuerdo las idas y venidas a un almacén donde se guardaban todos estos productos para enseñarlos a anticuarios, coleccionistas y posibles compradores (nunca vi junta tal cantidad de "souvenirs").

6) ¿Qué consejo darías a un abogado que está empezando su carrera?

Que se olvide de ser un Harvey Specter o un Michael Ross (aunque haya más de uno que se lo crea) ya que nuestra profesión requiere dedicación, esfuerzo, constancia y, sobre todo, humildad.

Es una profesión abierta a las personas que tienen vocación por ella; a los que no, poco recorrido les auguro.

7) Si pudieras cambiar algo en el sector de la abogacía ¿Qué sería?

Creo que es una de las profesiones

SuperLAwyerdonde, desafortunadamente, abunda una de las mayores tasas de egolatría y narcisismo. ¡Hay abogados que en lugar de cerrar un contrato de distribución parece que hayan descubierto la teoría de la relatividad!

Es necesario que vayan desapareciendo de nuestra profesión los comúnmente llamados "vendehúmos", aquéllos que aportan soluciones en cualquier conference call sin tener idea de cómo llevarla a la práctica (ya se encargará de eso el junior de turno).

8) Y por último, en tu opinión, ¿un abogado nace o se hace?

En mi opinión, un abogado tiene un 70% de nacimiento y un 30% de práctica. Como decía anteriormente, es una profesión absolutamente vocacional. O tienes inclinación por ella, o difícilmente aguantarás muchos años en la palestra.

La práctica sirve al abogado para reforzar esa "llamada" vocacional.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información