Falling in Law Shop

Solo para juristas de reconocido prestigio

MI PRIMER MES COMO ESTUDIANTE DE DERECHO

Buenas noches!

Hoy Victoria, una chica de Zaragoza, nos cuenta su experiencia en su primer mes como estudiante de Derecho:

¡Hola a todos! Voy a comenzar presentándome: me llamo Victoria y estoy estudiando el primer año del Grado en Derecho por la Universidad de Zaragoza. Tenía pensado escribir esta entrada principalmente por dos cosas: la primera contar como fue mi proceso de admisión a la carrera y segundo hacer un pequeño análisis de mi primer mes como universitaria.

Comencemos por el principio. Yo tenía muy claro desde que iba a 3º de la ESO que quería estudiar Derecho. Fue gracias (entre otras cosas) a mi catequista David, que era abogado, y al empezarme a hablar de la carrera fui pillando interés por el mundillo jurídico. Llegué a 2º de bachillerato, ese curso en el que debes dar respuesta a esa gran incógnita: ¿y ahora qué?, ¿qué estudio? En ese sentido, fui muy tranquila porque ya tenía mi objetivo fijado, solamente me faltaba llegar a la nota que pedían en la EVAU.

Aprobé bachillerato y posteriormente la EVAU. Mandé solicitud a la Universidad de Zaragoza y el 10 de julio me llegó ese correo con el que tantos años había estado soñando: “Resuelto el proceso de adjudicación de plazas para el curso 2018-2019, me es muy grato comunicarte que has sido admitida en el estudio oficial de grado en Derecho”. Era real, esa carta confirmaba cual iba a ser mi objetivo y mi vida los próximos cuatro años.

Llegó el 12 de septiembre, día de la jornada de bienvenida. Nos convocaron en el Aula Magna de la facultad para hablarnos un poco sobre lo que nos íbamos a encontrar a lo largo del curso. Recuerdo esa sensación de satisfacción al pasar bajo el letrero “Facultad de Derecho” y pensar que era la primera vez que cruzaba la puerta como alumna oficial.

Y al fin, a la semana siguiente, el día 17 comenzaron las clases. Recuerdo que al primer profesor que conocí fue al de Fundamentos de Derecho Constitucional, luego a la de Introducción a la economía y al final del día a la de Derecho Romano. Salí del primer día de clases con grandes expectativas respecto a los próximos 9 meses. Era consciente de que no iba a ser fácil ni mucho menos, pero también sabía que con constancia y dedicación iba a ser posible. Fueron pasando los días y las semanas. Al principio me costó arrancar: era un vocabulario nuevo, un sistema de dar clases nuevo con los que no estaba familiarizada. Entonces fue cuando me hice la pregunta de: ¿he elegido bien?, ¿de verdad es esto lo que me gusta?, ¿estoy segura de si quiero dedicarme a esto? Miles de preguntas como esas empezaron a rondar por mi cabeza, pero luego me acordé de los múltiples avisos que me llegaron (“Es normal que tengas dudas”, “en el primer cuatrimestre vas a dar muchas cosas que no tienen relación con la carrera”…) y que no era la única que estaba en esa situación. De ese modo, decidí que esos pensamientos no determinaran mi año escolar y que iba a seguir con la misma ilusión con la que entré. Entonces fue cuando verdaderamente empecé a disfrutar de la vida universitaria.

A día de hoy, mes y medio desde el comienzo de las clases, puedo afirmar que sí, que Derecho es mi carrera y que todas esas dudas del principio se disiparon. He tenido la gran suerte de coincidir con unos compañeros con los que da gusto pasar las horas de clase y con unos profesores que me saben transmitir pasión por la carrera. Me queda mucho camino que recorrer, se que esto acaba de comenzar y que me queda muchísimo por aprender. En un futuro cuando termine el grado, me gustaría sacarme el máster en abogacía y posteriormente la especialización en Derecho Penal o Civil. Pero lo primero de todo, toca vivir unos cuatro años maravillosos de carrera.

A todos aquellos que tenéis en mente matricularos en Derecho en un futuro: ese miedo que os invade el hecho de sumergiros en un mundo nuevo como es la universidad es normal, pero no dejéis que os domine y acabe determinando vuestra decisión de qué grado elegir. A los que ya estáis cursando la carrera o ya os habéis graduado: felicidades por haber escogido un estudio tan bonito como es el Derecho y muchísima suerte en vuestra carrera profesional.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información